Buscar
Tags

Odio que gente.educada, bien vestida y de cierto status social (me refiero a mujeres y hombres) después de beber uno o dos vasos de vino se conviertan en orangutanes con cara de tonto feliz que se bambolean desacompasadamente al ritmo de la música, avergonzando a hijos y pareja. Pasó en el cumpleaños de un amigo. No pude salir de mi asombro toda la noche.

comentarios
420
Intentá escribir un poco más.
No olvides completar tu edad.
El sitio no es apto para menores de 13 años.
No olvides completar tu sexo.